Periodismo a secas

Gerardo Reyes y Robert W. Greene, entre otros, precisan que el periodismo de investigación es aquél que se realiza a través de la iniciativa y el trabajo del periodista sobre asuntos de importancia que algunas personas u organizaciones desean mantener en secreto.

Podríamos, pues, distinguirlo del periodismo a secas, aquél que se realiza desde la redacción de un periódico, junto a un ordenador con conexión a Internet y una máquina expendedora de cafés, y que consiste básicamente en seleccionar, clasificar y, en el mejor de los casos, transcribir notas de prensa sobre asuntos irrelevantes que a algunas personas u organizaciones les interesa pregonar.

Es el periodismo a secas una alternativa cada vez más habitual en aquellos medios de comunicación que desean ahorrar gastos en tiempo y dinero, aun a riesgo de perder la credibilidad de sus lectores y faltar a su ética profesional por no verificar la información que el redactor, después de una larga jornada laboral por setecientos míseros euros al mes, recibe y reescribe sin firmar, pensando que, total, nadie leerá. A no ser, claro está, que ese día su periódico regale una olla exprés, Algo pasa con Mary o un año de compra gratis en Carrefour, en cuyo caso las probabilidades de que alguien topara con su artículo y se lo leyera por casualidad aumentarían de forma sustancial.

Meritxell-Anfitrite Álvarez Mongay

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: