El mal está en todas partes

Lo siento pero no lo puedo evitar. Cada vez que recuerdo la novela Millenium y más precisamente el personaje de Lisbeth Salander y todas las atrocidades que ha experimentado y, por el contrario, realiza vuelvo a escuchar en mi cabeza todas esas melodías del anticristo musical por excelencia: Brian Warner más conocido como Marilyn Manson. El mundo de ambos es vigente. Larsson invade las estanterías de las librerías más importantes, los vagones de metro están llenos de lectores incansables que muestran su predilección por alguno de los tomos de la trilogía del sueco y ahora es momento de rentabilizar la muerte del escritor a través de la proyección en las salas de cine. Si Hollywood ya ha comprado los derechos y prepara proyectos con presupuestos desorbitados en enero se anuncia la película del tercer libro en salas de medio mundo. ¡Viva el consumismo!

Pero sigamos con el reverendo Manson y su conexión con el mundo de Millenium. ¿Por qué un artista que está acusado de ser el responsable de la matanza de Columbine se pasea a sus anchas por el planeta y atrae tantos seguidores? Pues por lo mismo que la trilogía de Stieg Larsson es un éxito de ventas. Todo lo peligroso y prohibido, lo oculto tras la aparente bonhomía de la humanidad es lo que nos atrae en mayor grado a los mortales, a la gente de a pie. Una historia de corrupción política –gracias Millet por tantas noticias en los últimos meses y dejar a Catalunya en un lugar lamentable-, traiciones y violencia es plato de buen gusto para un público mayoritario. ¿Qué mejor forma de olvidar nuestra vida de hastío y soledad en urbes desoladoras y alienantes? Leyendo un libro de Larsson, viendo una de sus películas o asistiendo a uno de los conciertos que en breve realizará MM en nuestro país. Todo nos lleva al mismo sitio. ¿Es lícito seguir las hazañas de violentas de una mujer que clama venganza a cualquier precio? La pregunta está en el aire pero nunca antes música y fenómeno de masas habían ido tan de la mano. Sino, preguntad a los fanáticos de ‘La Naranja Mecánica’ si se acuerdan de la banda sonora.

Roser López Gaya

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: