Conóceme

En el último post me preguntaba cuántos datos personales tendrían sobre mi la pizzería que me acosa con ofertas en el móvil, las agencias de viaje que nunca he llegado a contratar, las librerías que frecuento, el supermercado de al lado de casa, mi banco o mi compañía telefónica. Hoy me pregunto cuántos datos facilitamos sin más por Internet. Por ejemplo, al editar el perfil de la cuenta del Facebook o del correo electrónico: si soy hombre o mujer, dónde y cuándo nací, cuál es mi situación sentimental, si me interesan los hombres y/o las mujeres, mi ideología política y mis creencias religiosas. Esto, en el apartado de información BÁSICA, que podemos ampliar y concretar en la parte de información personal: actividades, intereses, música, programas de televisión, libros, películas y citas favoritos. Y, si aún nos queda algo por revelar sobre nuestras más secretas intimidades, lo podemos hacer bajo el título “acerca de mí”.

El paso siguiente es escribir nuestro correo electrónico, teléfono móvil, teléfono fijo, dirección y sitio web; los estudios universitarios que cursamos, la universidad y escuela donde hemos estudiado y nuestra promoción.

Todo este vuelco de información para darnos a conocer a amigos y compañeros que ya nos deberían conocer, y a desconocidos que no queremos que nos conozcan.

Meritxell-Anfitrite Álvarez Mongay

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: