Quitando hierro al asunto

Millenium la trilogía se mete en tu cabeza, por más que quieras dejar de leerla te atrapa sin concesiones casi sin motivo podría decir. Es algo inexplicable, del mismo modo, que no se entiende que nuestro maestro  Perceval diga que no hablamos de él. En realidad, sea para emitir cualquier entrada como para realizar nuestro informe sobre hackers aparece su nombre. Incluso cuando las tres del grupo nos reunimos para comentar la jugada e intentar descifrar por dónde irán las próximas cuestiones de sus clases. Su asignatura Seminari d’Actualitat nos ha adentrado en el mundo de Stieg Larsson y está haciendo que saquemos lo mejor de nosotros con un bestseller como telón de fondo. Él se queja que no replicamos su discurso y que nadie se atreve a criticarlo. Eso no es del todo cierto cuando incluso un músico de Barcelona como Le Petit Ramon ha escrito una canción sobre él, en sentido figurado, claro.

P.D: Mientras emito una opinión más acurada y definida del savoir faire de Perceval insto a mis compañeros del blog Respondiendo a Perceval.

ROSER LÓPEZ GAYA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: