La justicia es ¿un derecho?

justicia.
(Del lat. iustitĭa).
1. f. Una de las cuatro virtudes cardinales, que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece.
2. f. Derecho, razón, equidad.

derecho, cha.
(Del lat. directus, directo).
1. adj. Recto, igual, seguido, sin torcerse a un lado ni a otro. Esta pared no está derecha
2. adj. Justo, legítimo.
3. adj. Fundado, cierto, razonable.

La justicia es injusta como la vida misma. Además su lentitud es asombrosa. Pero cuando usamos semejante terminología lo primero que me viene a la cabeza es derecho. Pero es que la justicia no siempre es razonable. En su significado vía RAE, esta institución nos la incluye como una de las cuatro virtudes cardinales, es decir, junto a la fortaleza, la templanza y la prudencia. A partir de este momento os dejo unas declaraciones encontradas en la red a las que amablemente os apostillo mi humilde opinión. En resumen, teorías que no siempre se llevan a la práctica.Mejor tomarse un poco a risa.

La virtud de la justicia consiste en dar a cada uno lo que le corresponde (viendo los periódicos últimamente y las noticias es normal pensar que no es así ni mucho menos)...una cosa es cierta, todos estamos llamados a ser justos. Los patronos con los empleados (no se lo cree ni el que escribe estas declaraciones), los empleados con los patronos (hay de todo en la viña del Señor). Los gobernantes con los ciudadanos (¿QUIÉN SE LO CREE?). Los padres con los hijos. Los hermanos con los hermanos (en las grandes urbes el parentesco familiar ya no es símbolo de estar amparado y la consanguinidad ya no sirve de mucho). Los amigos con los amigos (te salvan más papeletas que la propia familia y siempre tenemos los justos)’.
El justo juez debe castigar al delincuente, pero, según las circunstancias, puede usar la misericordia para atenuar un poco el castigo, el cual siempre debe ser humano. Por ejemplo, nunca se debe torturar a nadie (la pena de muerte, ¿no es la tortura en su máxima expresión? y Guantánamo no existió), ni llevar a cabo un proceso injusto (un hombre en la cárcel por robar una barra de pan, Félix Millet se mea en la cultura de nuestro país y ha pasado las mejores Navidades de su vida)’.

Existen y hay reflexiones a mansalva respecto a los límites de la justicia pero mejor sigamos en el camino recto por si acaso ya que nosotros, la gran mayoría, no tenemos un apellido que pueda facilitarnos el paseo vital, nuestros padres no son magnates del petróleo y tampoco pertenecemos a la mafia. Así que, por si las moscas, echemos mano de la prudencia y no acabaremos como Lisbeth, perseguidos por un delito que no hemos cometido o pagando los platos rotos de muchos otros delincuentes que actúan libremente. Ya lo dice el artículo de Jorge Enrique Mújica en su tramo final y a modo de conclusión:

La prudencia es la virtud que guía las demás virtudes morales, incluyendo las otras virtudes cardinales. Por ello, los moralistas la han llamado siempre “auriga virtutuum”, es decir, la conductora de todas las virtudes morales’.

Hoy mismo aparece en El Periódico una entrevista a Emili Rosales, director editorial de Destino y hombre detrás del éxito de Stieg Larsson y muy prudentemente afirma ‘Es una incógnita. Ninguna información indica que estas páginas tengan entidad para ser publicadas. En estos momentos, todo indica que no habrá un cuarto larsson.’

ROSER LÓPEZ GAYA


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: