Ius suum cuique tribuendi

ENTREVISTA A:

D. PEDRO FRESNEDA DIAZ

Criminólogo y Master en Ciencias Forenses por la Universidad de Murcia – Vocal del Consejo de la Guardia Civil.

En relación al trabajo sobre la trilogía Millenium del escritor sueco Stieg Larsson, entrevistamos en la capital de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia al Secretario General Provincial de la Asociación Profesional de la Guardia *AUGC, al que una vez puestos en antecedentes, nos hace participes de sus conocimientos jurídicos (Diplomado en Relaciones Laborales y estudios de Derecho) y profesionales…

Don Pedro, en el caso concreto de Lisbeth, una hacker que arremete vengándose de su tutor tras recibir vejaciones y demás. ¿Es lícito condenar este tipo de acciones?

Desde la perspectiva del Derecho, este tipo de acciones (tomar la justicia por su mano: La Ley del Talión), es inadmisible cualquier tipo de acción que este presidida por la malicia o por una imprudencia grave. No solo es reprobable socialmente, sino que institucionalmente entraría en juego el Derecho penal que sanciona y condena las conductas más graves, con independencia de interpretaciones subjetivas.

En éste caso, ¿quién sería más culpable de los dos: Salander o Nils Bjurman?

Existe malicia en ambas acciones, los dos protagonistas son autores de delitos tipificados en el Código Penal como tal, solo puede aplicarse el Derecho de forma objetiva, taxativa y a través de un proceso, donde los jueces y tribunales tiene la última palabra.

No podemos aplicar a determinados supuestos, la tan recurrida legítima defensa, toda vez que tienen que darse tres situaciones al mismo tiempo, para poder aplicar ésta eximente, como son:

a)       La agresión ilegitima.

b)       La falta de provocación suficiente.

c)       Proporcionalidad del medio para repeler la agresión.

¿Que diferencia existe entre el ‘ojo por ojo’ y la justicia como tal?

En España, tomando como punto de partida el año 118 A.C., se viene aplicando el Derecho romano, donde ya existía un proceso contradictorio, donde las partes implicadas en una disputa, aportaban pruebas objetivas, para defender sus derechos. En base a esas pruebas, el Pretor, magistrado o Juez pronunciaba un edicto o sentencia, que debía ser acatado por todos, eso podría interpretarse como la justicia legal, lo contrario sería una injusticia o el ojo por ojo que usted plantea.

¿Cómo ve que un periodista ejerza de detective y oculte información a la policía?

Esta sería otra conducta penada por la Ley, en cuanto a la ocultación de pruebas (perjurio, obstrucción a la Ley, prevaricación sí se tratará de un cargo público, etc.), donde  cabría la aplicación del llamado secreto profesional, a los dirigentes espirituales y según el criterio de apreciación de un Juez. De todas maneras impera sobre este tipo de conductas el principio de legalidad y de seguridad jurídica (artículo 9.3 y 25 de la Constitución Española), que protege la transparencia de cualquier proceso judicial.

¿Existen diferencias entre los procesos judiciales en España y en Suecia?

Evidentemente, en los países latinos, donde la cultura actual proviene del antiguo imperio romano (Italia, Alemania, Francia, Portugal, etc.), se viene aplicando el Derecho romano del que ya hemos hablado, en los países nórdicos, anglosajones y también en los EE.UU, se viene aplicando el Derecho anglosajón, donde impera la jurisprudencia que crean los jueces, con las sentencias  que emiten. En nuestro Derecho actual, se prohíbe expresamente la analogía (no puede dictarse una sentencia igual por casos análogos, prima la independencia judicial), por lo que solo puede aplicarse, lo que marca la Ley (Derecho positivo).

¿Qué opina Vd. sobre la justicia y la injusticia?

Bueno hay que partir de la base de que lo justo es un concepto casi instintivo. Habría que remontarse a los orígenes del Derecho (Derecho primitivo) y dentro de la Ley Natural (Derecho natural: iusnaturalismo), para tratar de comprender que según los clásicos del Derecho, se entendía por lo justo (distinto de la justicia), el dar a cada uno su derecho: “Ius suum cuique tribuendi”.

Por el contrario lo injusto, se daría cuando se vulnerase el derecho del otro, en ese caso se estaría ante un caso de injusticia. De una manera u otra hay que aclarar que cuando hablamos actualmente de lo justo o lo injusto, estamos enfocando la cuestión desde el punto de vista del Derecho positivo (Derecho escrito, vigente…), el Derecho que el hombre establece para el normal funcionamiento de la sociedad de cada momento.

¿La justicia limita nuestra libertad como ciudadanos?

Cualquier país civilizado requiere de un ordenamiento jurídico que regule las conductas del ser humano como ser social que vive en colectividad, esto se consigue a través de la Ley (Derecho positivo), los usos sociales (Derecho consuetudinario: la costumbre), y de los principios generales del Derecho. Una vez dicho esto, subjetivamente cada cual puede elegir la opción que considere más apropiada: vivir en colectividad, respetando las normas establecidas por todos (lo que puede interpretarse como una “libertad limitada”), o vivir en “plena libertad”, en medio del monte, con una cabra y un bastón para espantarse las moscas………esto es la grandeza del ser humano, que puede decidir en cada momento, que puede hacer, en tanto que no moleste a los demás.

Recordemos: “Ius suum cuique tribuendi”, como dijo el gran jurista y pensador, Dominicio Ulpiano

ROSER LÓPEZ GAYA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: